viernes, 17 de octubre de 2014

La isla de las mariposas de Corina Bomann


 
Cuando Diana acude a ver a su tía, gravemente enferma, ésta le pide que trate de desvelar un secreto que afecta a su familia y que ha estado oculto durante generaciones. De esta forma, Diana se traslada a Sri-Lanka, el antiguo Ceilán, al que sus antepasados, los Tremayne, viajaron a mediados del S.XIX para explotar las plantaciones de té del primogénito, Richard, muerto en extrañas circunstancias. Comienza entonces el relato de la vida de Grace y su hermana Victoria, las hijas de la familia Tremayne, quienes tendrán que adaptarse a una forma de vida muy distinta de la que hasta entonces conocen.



 
  

La escritora alemana Corina Bomann nacida en 1.974, había publicado previamente a esta novela, varios libros juveniles, aunque el éxito en su país le llegó con esta obra que si bien ha sido publicitada como una novela landscape, se encuadra más bien dentro de las historias de sagas familiares desarrolladas en dos tiempos, muy del estilo de otras autoras como Kate Morton o Katherine Webb.
 
Fotograma de "Mangal Pandey" (2.005)

En este caso, Catrina Bomann tiene el acierto y la tremenda habilidad de atrapar al lector desde la primera de sus páginas, pues la novela se abre con una carta que Victoria dirige a su hermana Grace en la que la primera le pide perdón por un suceso en el que ambas se han visto envueltas. Desde ese momento, comienza un relato en el que junto al personaje de Diana, nuestro hilo conductor, iremos poco a poco desvelando que ocurrió con la familia Tremayne en su viaje a la isla.


Corina Bomann dosifica de una forma muy adecuada el misterio que envuelve los sucesos del pasado, con unos personajes a los que adorarás u odiarás, destacando en especial lo bien descrita que está la relación entre las dos hermanas protagonistas, Victoria y Grace, ésta última obligada a elegir entre seguir las convenciones sociales o perseguir el verdadero amor.

"La isla de las mariposas" tiene tantas cualidades que acaba convirtiéndose en una magnífica y muy recomendable novela que aúna aventuras, romance y misterio, y que es capaz de hacernos viajar a través del tiempo y el espacio para conocer la magia y la belleza de mundos que no están a nuestro alcance.


domingo, 12 de octubre de 2014

La loba blanca de Theresa Révay



San Petersburgo, 1917. La joven Xenia Ossolin perteneciente a una familia aristócrata rusa, ve como su vida se tambalea cuando la revolución rusa triunfa y su padre es asesinado. Comienza entonces una huida para salir del país ante la amenaza de las represalias que puede sufrir su familia. Es así como Xenia llega a París, ciudad en la que trabajará en el mundo de la moda. También allí conocerá al fotografo alemán Max Von Passau, con el que vivirá una relación llena de altibajos, marcada por los tiempos convulsos previos a la Segunda Guerra Mundial.






Theresa Révay es una talentosa escritora y traductora francesa nacida en París en 1.965. Su primera novela editada en castellano fue "La loba blanca" que también publicó Círculo de Lectores con el nombre de "Noches blancas de París". A ella le siguió su continuación "Todas las mañanas del mundo". Sus últimas dos obras son "El último verano de Mayfair" y "Una ventana al Bósforo".

 
Fotograma de "Doctor Zhivago" (1.965)
Con ecos de "Doctor Zhivago", por el contexto histórico en que se desarrolla, Theresa Révay sorprende gratamente con esta novela que, si bien en un principio puede dar la impresión de ser una novela romántica del montón, resulta sin embargo una obra mucho más profunda y con un estilo literario ejemplar.

Son los conflictos vividos por sus dos protagonistas los que marcarán su carácter y trayectoria vital. Xenia Ossolin que, cuando comienza la novela, apenas es una adolescente, tendrá que hacerse cargo de su familia para lograr que éstos sobrevivan, convirtiéndose en una mujer fría y cautelosa. Max, por el contrario, nacido en un hogar acomodado, disfruta del cosmopolita Berlín de los dorados años 20, lleno de libertad y creatividad, rasgos que también se intuyen en la personalidad de Max. Todo cambiará, sin embargo, cuando Hitler poco a poco vaya haciéndose con el poder en Alemania.


El absoluto control que Hitler ejerció sobre la población es descrito de manera muy eficaz por la escritora, que logra transmitir también la sensación de opresión y decadencia de la Alemania del momento, en la que la persecución a los judíos se hacía cada vez más intensa, ante la impotencia de quienes no se mostraban conformes con el pensamiento dominante.

 "La loba blanca" es una novela que trata sobre el amor incondicional, no sólo al ser amado sino también a la familia, a los amigos y al país en el que nacemos, amor que guía la vida y que hace que siempre haya seres humanos dispuestos a hacer lo correcto aún a costa de sus vidas.