sábado, 30 de mayo de 2015

Donde termina el arco iris de Cecelia Ahern


  Rosie Dunne y Alex Stewart viven en Dublin y desde niños son amigos inseparables. En su entrada de la adolescencia a la edad adulta, ambos tomarán caminos separados. Alex se trasladará a Boston para estudiar medicina. Rosie, sin embargo, tendrá que hacer frente a una maternidad inesperada y a un futuro incierto.

A pesar de la distancia física y de unas vidas completamente opuestas, la amistad entre Alex y Rosie seguirá manteniéndose. Ayudados por las nuevas tecnologías, ambos seguirán comunicándose casi a diario y tratarán de hacer partícipes al otro de sus esperanzas, miedos y sentimientos.





Cecelia Ahern nacida en Dublín en 1.981 es una muy conocida autora irlandesa que, con su primera novela, "Posdata, te quiero" logró un gran éxito de ventas en multitud de países. Su literatura tiene un estilo muy característico, una mezcla entre chick-lit y novela sentimental. "Donde termina el arco iris", sigue la estela de éxitos de esta autora hasta el punto de que, recientemente, se ha adaptado al cine bajo el título de "Love, Rosie".

Fotograma de "Love, Rosie" (2.014)




 "Donde termina el arco iris" se encuadra dentro de lo que podríamos llamar y, salvando las distancias, "género epistolar", pues el lector conoce la vida y los pensamientos de sus protagonistas a través de las cartas o emails que se envían. En esas cartas y emails no sólo participaran Alex y Rosie sino también sus respectivas familias y amistades.



Cecelia Ahern logra salir airosa de esta peculiar forma de narración que, a priorí podría resultar muy fría, e introducirnos sin gran dificultad en las vidas de sus dos protagonistas, Alex y Rosie, cuyos sentimientos y ambiciones la autora trata de transmitirnos.

En este sentido, probablemente, lo más meritorio de la novela sea el estupendo retrato de esa dulce perdedora que es Rosie, la chica cuyos sueños se esfuman de la noche a la mañana y que durante toda su vida sólo encuentra dificultad tras dificultad, problema tras problema. De esta manera, la gran perdedora en la vida que es Rosie se convierte en la gran ganadora de la novela pues de su cabeza salen las reflexiones más profundas y las epístolas más sentidas. Al fin y al cabo, Rosie también sabe que, aunque duelan, son las dificultades las que hacen crecer y mejorar al ser humano.