jueves, 10 de diciembre de 2020

La ciudadela de las Piedras de Constance Heaven



Estamos en 1803 y el poder de Napoleón va en aumento ante el recelo de Inglaterra. Poco importa eso para  Emma Tremayne, cuyas ansias de aventura se ven cumplidas cuando acompaña a su padre a París. Allí se verá deslumbrada por la ciudad de las luces, y especialmente por un apuesto joven llamado Lucien de Fontaney, perteneciente a una familia de nobles que, con la llegada de la Revolución Francesa, perdió todo lo que tenía. 

Todo se tuerce cuando el padre de Emma desaparece misteriosamente, y ésta se ve obligada a acudir a Lucien en busca de ayuda para llegar a su amada Cornualles.




Constance Heaven (1911-1995), fue una escritora inglesa de novelas románticas, que también escribió bajo el seudónimo de Christina Merlin. Ganó el premio a la mejor novela romántica del año de la Asociación RNA con su obra "The House of Kuragin" y posteriormente se convirtió ella misma en Presidenta de dicha Asociación.

"La ciudadela de las Piedras" nos sitúa en los momentos posteriores a la Revolución Francesa y la llegada de Napoleón al poder. A diferencia de la mayoría de los libros y películas que tratan este tema, Constance Heaven analiza la Revolución Francesa desde un punto de vista crítico, pues sus héroes son precisamente esos nobles que perdieron sus riquezas con la irrupción de la Revolución, tal y como hiciera la baronesa Emma Orzy en "La Pimpinela Escarlata. En esa época se desarrollaron además las guerras napoleónicas entre Francia y Reino Unido, por lo que para la sociedad inglesa, Napoleón no dejaba de ser un malvado malhechor fruto de la Revolución.

Fotograma de La Pimpinela Escarlata (1982)


A partir de este contexto histórico y en la preciosa región francesa de La Camarga, se desarrolla una historia romántica muy propia del tiempo en el que se escribió (1.974). Obras, en las que sus protagonistas femeninas solían ser jóvenes sensatas y obedientes, y su vida parecía tener como único objetivo un casamiento por amor. Lo más destacable de  Constance Heaven es que sus heroínas tenían su contrapunto en otras mujeres más rebeldes, que no obedecían las normas sociales, y con las que la autora se encariña tanto que, al final, sus historias acaban siendo mucho más interesantes que las de los supuestos personajes principales. En el caso de "La ciudadela de las piedras", el contrapunto de la joven Emma es Martine, la madre de Lucien, quien oculta una historia de amor mucho más apasionada y a contracorriente que la de la propia Emma. 


Es Martine la verdadera heroína para Constance Heaven, la mujer adulta, la que ha experimentado los sinsabores de la vida, el amor y el desamor, la riqueza y la pobreza, la maternidad y los sacrificios que conlleva. Es la mujer real frente a la ideal. Yo también, al igual que la autora, me quedó con Martine, ¿Y tú?

jueves, 3 de diciembre de 2020

La dorada Ponzoña (Precious Bane) de Mary Webb



Región agrícola de Shropshire. Inglaterra. SXIX. En un mundo de supersticiones e ignorancia, la joven Prue Sarn ha nacido maldita, su labio leporino es signo de ello, e incluso su propia madre lo cree así. Cuando su violento padre fallece, Gedeon, el hermano mayor, le hace prometer a Prue que trabajará día y noche hasta que consigan la riqueza que tanto ansía. La vida de Prue transcurre tranquila y resignada hasta que conoce a Kester Woodseaves, un joven e inteligente tejedor, a quien no parece importarle el defecto físico que padece.





Mary Webb (1881-1927) fue una novelista inglesa que sitúo la mayor parte de sus libros en la región de Shropsire, en la que vivía. Cultivó junto a Thomas Hardy (con el que mantenía una gran amistad) y Sheila Kaye Smith, una corriente de novelas de marcado carácter melodramático ambientadas en la Inglaterra rural (novelas que parodiaría Stella Gibbons en su obra "La hija de Robert Poste"). Desafortunadamente, a diferencia de lo que ocurrió con Thomas Hardy, las obras de Mary Webb cayeron en el olvido, lo que no deja de ser una gran injusticia, pues es una de las escritoras más brillantes que ha dado la literatura inglesa.

De entre todas sus obras, la más conocida es "Precious Bane", de la que la BBC realizó dos adaptaciones televisivas, la última, en 1989, protagonizada, entre otros, por Clive Owen, representando el papel del ambicioso Gedeon, el hermano de Prue Sarn. En España, esta obra fue editada en 1950 con el título de "La dorada Ponzoña", y desde entonces no ha sido reeditada, por lo que solo puede encontrarse en librerías de segunda mano (así la adquirí yo). Existió un proyecto de reedición en la editorial Depoca, e incluso aparecía en su catalogo con el nombre de"La maldición de Prue Sarn". Sin embargo, parece ser que el proyecto se frustró y la novela no fue puesta nunca a la venta.

Precious Bane (1989)

La absoluta protagonista de "La dorada ponzoña" es Prue Sarn, relegada en una sociedad, supersticiosa e ignorante, por su condición de mujer y  su rostro marcado. La soledad de Prue se convierte, sin embargo, en una bendición. Nadie repara en Prue, así que ella puede observar sin ser observada, puede intentar aprender sin ser juzgada y puede conocer el amor sin pretender ser amada. 

Precious Bane (1989)

Con la ayuda de su vecino Beguildy, un miserable charlatán que se hace pasar por curandero y hechicero, aprende a leer y escribir en un lugar en el que pocos se interesan por aprender. Precisamente, la mejor amiga de Prue es la hija de Beguildy, Jancis, una preciosa e ignorante muchacha que fascina a su hermano Gedeon, quien, sin embargo, no quiere comprometerse hasta no obtener las riquezas que tanto ansía. 

Es el contraste en la forma de ver la vida de dos seres humanos tan cercanos pero tan diferentes, el tema central de la novela. Para Gedeon la felicidad es el dinero, para Prue, la felicidad es el conocimiento y el amor, sea o no correspondido. A través de Prue podemos ver como cuando se tienen ambas cosas, la visión del mundo cambia, y lo cotidiano se convierte en algo bello, aunque esa belleza no esté a la vista de cualquiera, pues solamente puede ser percibida por quien descubre que más allá del cuerpo terrenal hay un alma inmortal.


martes, 5 de mayo de 2020

Caprice de Sara Hylton


Inglaterra Victoriana. Carla, que acaba de regresar de Egipto, es una muchacha que, tras la muerte de su padre, se ve obligada a buscar empleo en Yorkshire, el lugar donde transcurrió su infancia.

Su trabajo consiste en acompañar a la joven esposa del Sr. Lyton, quien padece una enfermedad mental que la hace comportarse de un modo infantil y caprichoso.

Cuando Carla llega a la mansión comienza a recordar a Caprice, la hermana de la actual señora Lyton, cuya muerte, ocurrida años atrás, sigue rodeada de misterio.






Caprice, en la tradición de Jane Eyre y de Rebecca, es una novela de romance gótico publicada en 1.980 por la autora inglesa Sara Hylton. Con la obra de Du Marier tiene en común la presencia latente de una mujer fallecida, la arrolladora Caprice, anterior prometida del Sr. Lyton y obsesión de todos quienes la conocieron. Esa fascinación alcanza también a Carla, la protagonista del libro, una joven inocente e inexperta, que la conoció de niña y que se cuestiona la versión que le han contado de la muerte de Caprice, a la que ella veneraba.

Fotograma de "A la luz del fuego" (1.997)

Caprice es literatura de evasión excelentemente narrada, un placer culpable. Cada página rezuma misterio y romance. En la novela hay ruidos inexplicables, paisajes agrestes, locura, muerte, amor, desamor...., y su final también está a la altura.

 Simplemente no puedo encontrar ningún tipo de defecto a este libro, tan sólo que sea tan poco conocido y que ya esté descatalogado. Lectores, no sabéis lo que os perdéis.


"Cada vez que lo pienso, me parece que han transcurrido mil años desde aquel destemplado día otoñal en que subí al pequeño tren rural que me llevaría a Milverton. Era un día crudo, triste, con heladas ráfagas de nieve y un fuerte viento del noreste que soplaba desde el páramo".

lunes, 27 de mayo de 2019

La estirpe de los Kuragin de Constance Heaven


Corre el año 1819 y una muchacha inglesa debe viajar a San Petersburgo para ocupar el puesto de gobernanta del hijo del conde Kuragin. A su llegada, encuentra un mundo diametralmente opuesto al suyo: brillo, lujo, pasiones encontradas, odio y violencia. En nada se parece al apacible suburbio de Londres, donde quedaron su madre y sus hermanos, sobreviviendo a las privaciones.
La familia Kuragin es una de las más nobles y ricas de Rusia. Sus miembros se debaten en agitados sentimientos que sorprenden y a menudo aterran a la joven Rilla, sin permitirle adivinar el futuro incierto que le guarda.





Constance Heaven, nacida como Constance Fecher (1.911-1.995), fue una escritora inglesa de novelas románticas que también utilizó el seudónimo de Christina Merlin y que antes de dedicarse a la literatura fue actriz de teatro. En 1.973, su novela "The house of Kuragin", obtuvo el máximo galardón de la RNA, la Asociación Inglesa de Novela Romántica. Más tarde, ella misma se convertiría en Presidenta de esta Asociación de 1.981 a 1.983. “La estirpe de los Kuragin”, fue publicado en lengua castellana por la extinta editorial ULTRAMAR, especialista en géneros como la ciencia ficción o el terror.

Fotograma de la serie "Guerra y Paz"
La edición de Ultramar incluye, en realidad, dos obras y no una pues “The House of Kuragin” tuvo una secuela conocida como “The Astrov Inheritance” que también se encuentra en el ejemplar. Ambas obras son cortas en extensión, apenas 150 páginas, y están protagonizadas por las hermanas inglesas Rilla y Sophie Weston quienes, por circunstancias de la vida, se trasladan a vivir a la Rusia Prerrevolucionaria.
 “The house of Kuragin” es la más interesante de las dos, y nos cuenta la historia de Rilla, una chica pobre e inexperta que se ve abocada ante las deudas dejadas por su padre, fallecido trágicamente, a aceptar un empleo lejos de su hogar. Cuando Rilla llega a Rusia para trabajar como institutriz del hijo de la familia Kuragin, pronto se percata del ambiente enrarecido y resentido que se respira entre los miembros de esa familia, entre los que destaca la hermosísima y glacial Natalya, señora de la casa, y el conde Andrei, hermano del esposo de Natalya. Todos ellos viven en un mundo de opulencia, situación que contrasta con la miseria de los campesinos que les rodean, pobreza que será el germen de las posteriores rebeliones contra el impero zarista.



"La estirpe de los Kuragin" es una de esas lecturas dirigidas principalmente a un público femenino que logra atraparte desde su inicio y ello en cuanto, más allá de una estricta labor de documentación, sus personajes son carismáticos y están muy bien definidos. La autora en escasas páginas consigue que nos impliquemos en sus vidas y su trágica existencia. Especialmente afortunada es la evolución de Natalya, quien de ser una simple antagonista de Rilla termina teniendo una entidad propia y una personalidad mucho más compleja de lo que en principio atisbábamos.

 "The house of Kuragin" es otro triunfo de esas autoras de los años 70 y principios de los 80 que, inspiradas en escritoras clásicas, conseguían que sus personajes femeninos, aunque tuvieran que recorrer el mundo entero, fueran capaces de triunfar con inteligencia y perseverancia en un mundo masculino y hostil. Siempre he creído que ellas inspiraron a nuestras madres y abuelas, que les hicieron pensar en un mundo mejor para sus hijas y nietas, pues nada hay más romántico que transmitir la importancia de alcanzar nuestras metas.

martes, 30 de abril de 2019

La sombra de la luna de M. M. Kaye





SXIX. La hermosa huérfana Winter de Ballesteros lleva prometida desde los 13 años con Conway Burton, un alto cargo de la India colonial, del que está infantilmente enamorada, aún cuando apenas le conoce. En realidad, él representa su oportunidad de regresar a la India, el lugar en el que nació y vivió sus primeros años. En la partida hacia su vida soñada, le acompañará el joven oficial Alex Randall, quien tratará de advertir a la inocente Winter que la personalidad de su marido dista mucho de la creada en su fantasiosa imaginación.






Mary Margaret Kaye (1908-2004) nacida en la India, provenía de una familia de militares al servicio, durante generaciones, de la corona británica en dicho país. Margaret se trasladó a Inglaterra cuando tenía 10 años, y ya de adulta se dedicó a la ilustración y escritura de libros infantiles. Más tarde, comenzó a escribir novelas dirigidas a un público adulto, muchas situadas en la India, cuya historia de dominación británica, por sus antecedentes familiares, conocía a la perfección. A nivel popular, su gran éxito llegó con la adaptación a la pequeña pantalla de su novela Pabellones Lejanos, la historia de amor entre una princesa india y un oficial del ejército inglés.

La sombra de la luna, publicada en 1.957, fue una de sus primeras novelas y si bien se publicitó como una obra romántica, tiene más de relato histórico, al ser fundamentales, para el devenir de sus personajes, las circunstancias que llevaron a la rebelión de los cipayos de 1.857, que culminaría con el largo asedio a la fortaleza inglesa de Lucknow.

Tras un tedioso primer capítulo, lleno de fechas y datos que sirven para ofrecer una explicación del contexto histórico, la historia se centra por fin en la heroína de la novela, Winter de Ballesteros. Winter nació en la India, si bien, tras el fallecimiento de sus padres, fue acogida por su abuelo en Inglaterra, la única persona de su familia que siente verdadero afecto por ella.

 Cuando en la vida de Winter aparece un hombre mucho mayor que ella, que la colma de promesas, ve en él su tabla de salvación, y la liberación de esa opresiva sociedad victoriana que tanto la amarga. Sus imaginarias expectativas, sin embargo, pronto se ven destruidas a su llegada a la India, al descubrir que en realidad su marido es un hombre cruel y libertino que únicamente busca su satisfacción personal. La soñadora e idealista Winter se enamora entonces del misógino y joven oficial Alex Randall, quien se resiste a anteponer los intereses de su amada sobre los de su nación.
Ilustración de Max Ginsbourg
La sombra de la luna es una novela escrita desde el punto de vista del dominador británico. Su descripción de la sociedad india es muy parcial, al no profundizar en exceso sobre las supuestas motivaciones de ésta para la rebelión, más allá de la puntual crueldad de algún oficial del ejército. M.M. Kaye no se cuestiona la anormalidad de la colonización, y si bien su relato de los hechos históricos es correcto, resulta molesto por su tratamiento de la sociedad india como una población infantil que necesita ser educada y dirigida. En cualquier caso, y si nos centramos en el relato de romance y aventuras, nos sentiremos mucho más satisfechos.

En definitiva, La sombra de la luna es una novela histórica bien llevada y documentada, aunque con algunos altibajos, y que resulta muy recomendable para quienes quieran conocer un poquito más de la India Colonial y la mentalidad de sus dominadores.