jueves, 28 de noviembre de 2013

El tiempo entre costuras de María Dueñas



Sira Quiroga es una joven aprendiz de costurera cuya vida transcurre plácidamente y sin aspiraciones en el Madrid de los años 30. Todo cambia, sin embargo, cuando conoce a Ramiro Arribas, un hombre del que se enamora locamente y junto con el que viaja a Tánger, dejando en España a su madre y a su prometido. Una vez en Marruecos, las cosas no son como Sira esperaba y Ramiro tampoco es el hombre que ella creía, hasta el punto de que pronto Sira se ve sola, abandonada y perdida en un país extraño.







 "El tiempo entre costuras" se ha convertido, desde su edición en el verano de 2.009, en todo un fenómeno de masas, fama que ha aumentado a raíz de su reciente adaptación televisiva. Precisamente el exceso de popularidad del libro hizo que su lectura se me resistiera, teniendo en cuenta los desengaños sufridos con respecto a otras obras muy publicitadas, pero con escasa calidad. Afortunadamente, "El tiempo entre costuras" no ha resultado una decepción, pues aunque no se trata de una obra literaria de primer nivel, sí que constituye un entretenimiento muy digno, que ha abierto nuevos caminos editoriales en la literatura española.

Fotograma de la serie "El tiempo entre costuras"



La novela se divide en cuatro partes que coinciden con el periplo personal de la protagonista, la costurera Sira Quiroga, quien por un enamoramiento loco abandona a su familia y su Madrid natal para instalarse en Marruecos, periodo que coincide con el estallido de la Guerra Civil española. La ambientación histórica es, sin duda, uno de los puntos fuertes de esta singular novela, en la que tienen cabida personajes hoy olvidados, como el que fuera el ministro de asuntos exteriores de Franco, Juan Luis Beigbeder (1.888-1.957), además de otras figuras claves de esa primera etapa de la dictadura franquista.


María Dueñas hace de Sira Quiroga una protagonista quizá demasiado omnipresente en la novela pues, al estar narrada en primera persona, se aminora la importancia del resto de personajes, que se diría que viven para y por Sira, apareciendo y desapareciendo sin apenas dejar huella. Aún con esos defectos, "El tiempo entre costuras" es una lectura que atrapa desde la primera hasta la última página, repleta de aventuras y romance, pero en la que también tienen cabida el sufrimiento y la desesperación de quienes vivieron una guerra fratricida en la que unos perdieron la vida y otros, perdieron el alma.

martes, 5 de noviembre de 2013

La reina de la lluvia de Katherine Scholes




Tanzania,  Noche de Pascua de 1974. Dos misioneros son asesinados en la clínica en la que trabajan. Años después, su hija, Kate, que entonces era una niña y que ahora vive en Melbourne,  se reencuentra con Annah, una misteriosa y extraña mujer que ha viajado a Australia con el único fin de contarle a Kate la verdad sobre la muerte de sus padres. Para ello, Annah se remonta a su juventud, cuando llegó a África como enfermera de la misión de Langalí, siguiendo así los románticos pasos de su tía Eliza, que también era misionera.






De esta forma se inicia un apasionante relato sobre una la vida de una mujer aventurera e independiente que, rompiendo con todas las reglas establecidas, decidió seguir a su corazón por encima de cualquier otra consideración.


La autora, Katherine Scholes, se inspira para contruir esta novela en su propia vida, pues al igual que una de sus protagonistas, Kate, con la que comparte el nombre, Katherine nació en Tanzania, donde pasó su infancia acompañando a su padre, médico de profesión.





 "La reina de la lluvia" es un homenaje a la África de las tribus y tradiciones ancestrales, en un momento en que la cultura occidental poco a poco se iba imponiendo a una visión de la vida mucho más espiritual, de amor y contacto con la tierra. Cuando Annah descubre ese mundo tan diferente al suyo, se siente irremediablemente atraída hacia él, aún cuando ello le suponga el rechazo y la incomprensión de quienes le rodean.

Fotograma de "Diamante de sangre" (2006)


El viaje de autodescubrimiento de Annah es el principal argumento de esta novela en la que también están presentes la amistad, la solidaridad y el amor, destacando además no sólo el esmerado estilo literario de la autora, sino también la profunda implicación personal que se aprecia en sus páginas y que la escritora logra transmitir al lector. En conclusión, "La reina de la lluvia" es una sensible y emotiva novela que nos convencera de la existencia de lugares donde las leyendas y la magia pueden hacerse realidad.