martes, 12 de enero de 2016

La maestra de la laguna de Gloria V. Casañas

 
Argentina, 1.870. Tras una larga travesía, la joven Elizabeth O´Connor desembarca en Buenos Aires donde es recibida por el Presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento. Elizabeth forma parte de un grupo de maestras norteamericanas cuya misión es crear un sistema educativo igualitario, pues en ese periodo, a la educación sólo tenían acceso los niños pertenecientes a las clases más privilegiadas. Elizabeth será destinada por el Presidente Sarmiento a una remota zona en la que conviven indigenas y colonos, no sin dificultades. Allí conocerá también al ermitaño Francisco, que ha huido de Buenos Aires escapando de oscuros secretos familiares que le atormentan.


  

Gloria V. Casañas es una autora argentina nacida en Buenos Aires. Abogada de profesión, también es profesora en la Universidad de Derecho de Buenos Aires. Apasionada de la historia y de la escritura, Gloria Casañas escribe novelas históricas en las que el componente romántico tiene una gran importancia.

Fotograma de "Seda" (2.007)



En este libro, Gloria Casañas parte de una historia real, pues efectivamente el Presidente Sarmiento, con la ayuda de la profesora estadounidense Mary Mann, reclutó a un grupo de jóvenes maestras norteamericanas con la misión de llevar su sistema de educación pública igualitaria a todos los rincones de Argentina, dado que estaba convencido de que la educación era la base para el progreso del país.

En este sentido, la novela está profusamente documentada por Casañas, pues muchas de las vicisitudes por las que pasa la protagonista se basan en sucesos reales que acontecieron a ese grupo de maestras. (Ver al respecto, el documental "1.420, la aventura de educar"  https://www.youtube.com/watch?v=zfqskglhEqQ). Sólo por la narración de este interesante hecho y de su contexto histórico, la lectura ya merece la pena.


Los méritos de la autora se extienden además a muchos otros aspectos, describiendo de forma muy acertada la personalidad de sus sufridos protagonistas, la recta y decidida Elizabeth O´Connor y el atormentado y huraño Francisco Peña y Balcarce (genial apellido que me recuerda a un galán de telenovela). Su historia de amor es contada con lentitud, en el buen sentido de la palabra, y coherencia, sin frases estereotipadas ni situaciones comunes, pues sus acciones y decisiones siempre tienen una motivación y, en cierto modo, resultan entendibles. Destacar además que la autora crea un grupo de personajes secundarios que dan también riqueza e interés al romance entre Elizabeth y Francisco, pleno de altibajos y aventuras sin fin.

 De esta forma, Gloria Casañas logra dar dignidad a un género literario como el romántico, tan maltratado por otras autoras recientes, recuperando la narración clásica de las antiguas novelas románticas, aunque adaptada a una mentalidad actual y abierta que acerca el libro al género landscape.

 "La maestra de la laguna" es lo que llamaríamos un placer culpable, una novela para sufrir, disfrutar y poder llegar a un puerto seguro en el que, como debe ser, el amor siempre triunfa.

3 comentarios:

  1. Pues la tenía encasillada en el landscape y por tanto un poco apartada. No sabía de ese hecho histórico hasta que leí reseñas de esta novela. No soy de género romántico pero si es bueno no lo descarto. Ahora las hacen como con molde y son todas iguales.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el blog!! ME ENCANTA
    En una sociedad y un entorno en que parece imposible obtener respuesta cuando le pides al de al lado que te recomiende un libro, llega este maravilloso blog y te llena de nuevas ideas y horizontes. Letras y hojas dando forma a personajes, verdaderos compañeros de vida, historias mágicas, rincones llenos de luz por conocer. Mil graciaaaas!!!!!!!
    Vuelve a escribir pronto por favor!! Te necesito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, me han emocionado de verdad, la verdad es que tengo un poco abandonado el blog debido al trabajo, pero por supuesto seguiré publicando entradas en el blog. Besos.

      Eliminar